Faros halógenos frente a faros de xenón. ¿Cuáles son las diferencias?

Prueba rápida: ¿cuántas diferencias entre los faros halógenos y de xenón conoce? ¿Cómo funciona cada tipo de faro? ¿Y cuál le da un campo de visión más amplio en la oscuridad? Compruebe y refresque sus conocimientos con esta guía de los Garage Gurus.

¿Qué son los faros halógenos?

Los faros halógenos son fáciles de fabricar, fáciles de reemplazar, dan una luz brillante y duran hasta 3000 horas, lo que explica por qué están instalados en un 80% de los coches que circulan en carretera hoy en día.

¿Cómo funcionan los faros halógenos?

Una bombilla halógena consiste en un fino filamento de tungsteno rodeado por gas halógeno en una cápsula de cristal resistente a temperaturas extremadamente elevadas. Cuando se aplica voltaje, el filamento brilla y el metal (tungsteno) se evapora del filamento.

halogen-bulb

El gas halógeno hace que la temperatura del filamento aumente hasta casi el punto de fusión del tungsteno (3400º). El resultado es una alta producción de luz. Tiene el efecto secundario de extender la vida útil de la bombilla.

El tungsteno evaporado forma un gas que se mezcla con el gas halógeno en la bombilla y forma halogenuro de tungsteno. Cuando las partículas de gas se aproximan al filamento, se forma de nuevo una capa de tungsteno debido a las temperaturas extremadamente elevadas.

¿Qué son los faros de xenón?

También conocidas como luces de Descarga de Alta Intensidad (HID), las luces de xenón se están popularizando en los coches de gama alta, dándoles un aire exclusivo y de alta categoría.

¿Cómo funcionan los faros de xenón?

Una bombilla de xenón consiste en una carcasa de cuarzo transparente con electrodos de tungsteno en cada extremo. Está llena de una mezcla de gases. Una bombilla de xenón funciona en tres pasos:

  1. Encendido. Se usa un pulso de alto voltaje para crear una chispa en el interior de la bombilla. Esta ioniza el gas xenón y crea un túnel de corriente entre los electrodos de tungsteno.
  2. Calentamiento inicial. El arco es operado a alta potencia y la temperatura en el interior de la cápsula asciende rápidamente. La resistencia entre los electrodos cae. En este punto, el balastro registra la resistencia reducida y cambia a operación continua.
  3. Operación continua. El arco ha obtenido ahora su forma estable y la luz producida ha alcanzado su valor nominal. El balastro suministra ahora energía eléctrica estable, de manera que el arco no parpadeará.
xenon-bulb

Faros halógenos frente a faros de xenón.

Ahora que hemos visto cómo funcionan los dos tipos de faros, echemos un vistazo a las principales diferencias entre ellos.

  • Producción lumínica
    Los faros de xenón son dos veces más brillantes que los halógenos – 3200 lúmenes frente a 1500 lúmenes – y esa es la razón de que los faros de xenón iluminen más la carretera que los halógenos. Sin embargo, los faros halógenos son más efectivos en condiciones climatológicas brumosas.
  • Eficiencia energética
    La diferencia global en lo que se refiere a la eficiencia energética es tan pequeña que probablemente no la notará. Los faros halógenos usan menos energía que los de xenón para arrancar, pero requieren más energía para seguir en funcionamiento. Los faros de xenón usan gas como fuente energética, así que necesitan menos electricidad.
  • Vida útil
    Los faros de xenón no duran tanto como los faros halógenos – aproximadamente 2.000 horas los faros de xenón en comparación con 3.000 horas los halógenos[CM1] .
  • Coste
    Los faros halógenos son aquí los claros vencedores. Normalmente son más baratos de producir, comprar, instalar y reparar que los faros de xenón.
  • Color
    Los faros de xenón tienen un color azul pálido (4000-6000K), que es similar a la luz diurna natural, y los faros halógenos son de un color amarillo-naranja (3200-5000K), que es más cálido.
  • Instalación
    Instalar faros halógenos es sencillo, simplemente se ajustan en su posición. Instalar faros de xenón es un poco más complicado ya que necesita un balastro y sistema lavafaros obligatorio.
  • Construcción
    Siempre es una buena idea tener cuidado cuando se manipulan faros. Las bombillas halógenas pueden debilitarse con la grasa de sus manos desnudas, lo que provocará que se rompan. Además algunos faros de xenón contienen sustancias tóxicas, como mercurio, que tiene un impacto negativo en la salud humana en caso de romperse.
  • Seguridad frente a brillo
    Los estudios demuestran que los conductores reaccionan a las situaciones de la carretera con más rapidez y precisión con los faros de xenón que con los faros halógenos. Sin embargo, el brillo de los faros de xenón pueden deslumbrar a otros conductores, siendo por lo tanto importante usar su control automático de altura del haz de luz.
  • Tiempos de puesta en marcha

Los faros halógenos alcanzan su brillo completo desde el momento en que se encienden, mientras que los faros de xenón necesitan unos cuantos segundos para calentarse antes de alcanzar su brillo completo.

Notas importantes para los instaladores

Cuando instale faros halógenos, recuerde:

  • En coches con faros con frontal de plástico, use únicamente bombillas halógenas resistentes a los rayos UV (reconocibles por indicarse con un "UV3" en el envoltorio y una "U" en un lateral), o el plástico se decolorará.
  • Nunca toque luces halógenas con sus manos desnudas. La grasa natural de sus manos podría debilitar el faro, haciendo que se rompa.

Y, cuando instale faros de xenón, recuerde:

Los faros de xenón funcionan a voltajes elevados; tenga cuidado cuando repare o haga mantenimiento en luces de xenón.

Descubra más con Garage Gurus

¿Desea más información? Vea cómo un experto de Garage Gurus demuestra las diferencias entre los faros halógenos y de xenón.

 

Como informativo solamente: No somos responsables por daños causados por su confianza en este contenido.

Compartir