¿Cómo comprobar y sustituir un sensor lambda?

Un sensor lambda, o sensor de oxígeno, es un elemento vital en los sistemas de emisiones de tu coche, asegurándote de que la mezcla de combustible tiene la cantidad correcta de oxígeno para una combustión eficiente y respetuosa con el medio ambiente. En este publicación del blog, nos fijaremos brevemente en qué es un sensor lambda, cómo funciona, cuándo deberías comprobarlo y cómo sustituirlo.

¿Qué es un sensor lambda?

El sensor lambda se encuentra en el interior del conjunto de escape, con los coches equipados con EOBD II (vehículos europeos después de 2001) teniendo también un segundo sensor cuya finalidad es la de medir el rendimiento de los catalizadores. El sensor mide el porcentaje de oxígeno no quemado para ver si es excesivo (la mezcla es demasiado pobre) o insuficiente (la mezcla es demasiado rica). Los resultados se envían a la Unidad Electrónica de Control del Motor (ECU) de modo que la cantidad de combustible que entra en el motor pueda ajustarse hasta alcanzar una mezcla óptima. Ésta, cambia constantemente dependiendo de una serie de factores, incluyendo la carga del motor (p.ej. colinas), aceleración, temperatura del motor y período de calentamiento.

En el mercado hay tres tipos de sensores lambda; los más antiguos y más comunes en el mercado son los sensores lambda con óxido de zirconio. Este tipo existe en configuraciones diferentes (uno, dos, tres o cuatro cables), dependiendo de si el sensor se precalienta o no. El segundo tipo es el sensor lambda con óxido de titanio, también disponible en cuatro tipos diferentes (ver la imagen); este tipo es fácil de identificar debido a que el diámetro de la rosca es inferior a la del sensor con óxido de zirconio (como consejo visual, estos sensores tienen cables amarillos y rojos). Finalmente, el tercer tipo es el conocido como sensor lambda de banda ancha, también llamado "el sensor con cinco cables), que es el más reciente y el más preciso. El sensor lambda de banda ancha es el más habitual en los vehículos nuevos equipados con dos sensores lambda por catalizador.

 

¿Cómo funciona un sensor lambda?

El sensor lambda se usa para regular la mezcla de combustible, con la ECU respondiendo a las mediciones del sensor para determinar la cantidad de combustible que se necesita. Esto significa que la mezcla de combustible está fluctuando constantemente entre rica y pobre, permitiendo que el catalizador opere a su máxima eficiencia y equilibrando al mismo tiempo la mezcla en su conjunto para minimizar las emisiones.

Si la ECU no recibe ninguna medición del sensor, por ejemplo cuando el motor acaba de arrancar o si el sensor no está funcionando, la ECU usará una mezcla rica de combustible, lo cual aumenta el consumo de combustible y las emisiones. Si el sensor lambda o los cables están dañados o gastados, el vehículo circulará constantemente con una mezcla rica, aumentando el consumo de combustible y poniendo en riesgo otros elementos del sistema de control de emisiones, como los catalizadores.

¿Cuándo se deberían comprobar los sensores lambda?

Un sensor lambda típico tiene una vida útil larga, pero sigue siendo posible que falle. Si te percatas de alguno de los siguientes síntomas, sería una buena idea comprobar el sensor lambda:

  • Aceleración irregular estando al ralentí
  • Sonidos ásperos procedentes del motor
  • Elevado consumo de combustible y bajo rendimiento
  • Fallo de la prueba de emisiones
  • Humo negro y carbón alrededor del tubo de escape
  • Los sensores lambda pueden fallar por una serie de razones, incluyendo:
  • Uso de masa de sellado que contenga silicona en los sensores lambda de las conexiones de escape ascendentes.
  • Combustible contaminado o aditivos que contengan plomo
  • Un motor que haya empezado a quemar aceite, dejando depósitos de carbón en el sensor
  • Contaminación externa, como sal de la carretera, material de pintura o sustancias químicas
  • El sensor ha llegado al final de su vida útil

Cómo comprobar un sensor lambda con óxido de zirconio

Para comprobar un sensor lambda, comprueba la tensión en el cable de señal (en general de color negro). Normalmente, después de que el motor se haya calentado y en condiciones normales de funcionamiento, la medición debería alternar entre 0,1 y 0,9 voltios alrededor de dos veces por segundo a 2000rpms.

Si el sensor lambda está calentado (tres o cuatro cables), toma el elemento calefactor y mide la resistencia con un ohmímetro. El elemento calefactor son dos cables del mismo color, por lo general blanco o negro. Se recomienda comprobar siempre el diagrama de circuitos del coche y hacer la medición a la temperatura de funcionamiento normal del motor.

Cómo comprobar un sensor lambda de titanio (fácil de detectar porque el diámetro de rosca es más pequeño que en los de óxido de zirconio y siempre tiene un cable amarillo y uno rojo).

La tensión medida en el cable de señal es similar a la tensión obtenida de un sensor lambda de zirconio. Un valor de tensión bajo corresponde a una mezcla pobre, mientras que una tensión elevada (en torno a 1 voltio) corresponde a una mezcla rica. En algunas ECUs es al contrario, en función de su conexión interna

Cómo diagnosticar un sensor lambda de banda ancha:

Para el diagnóstico de los sensores lambda de banda ancha, es necesario el uso de una herramienta de análisis u osciloscopio.

Cómo extraer y sustituir un sensor lambda

Usa una llave especializada para facilitar la extracción del sensor lambda. Compruebala aplicación correcta en el catálogo; aplicaciones similares pueden tener un tiempo de reacción diferente, no siendo equivalentes. Usa grasa alrededor de la rosca del sensor nuevo para hacer que sea más fácil instalar ahora el sensor y extraerlo de nuevo más adelante. El sensor puede roscarse en su sitio a mano y apretarse con una llave de tubo a su par correcto, especificado en el manual de mantenimiento del vehículo.

Vea más con Garage Gurus

Acércate a la acción y observa a un experto de Garage Gurus mostrarte exactamente cómo comprobar, extraer y sustituir un sensor lambda

 

Como informativo solamente: No somos responsables por daños causados por su confianza en este contenido.

Compartir