Bajo el capó
con Michal Hajduk

Es un frío día de invierno cuando nos detenemos en un garaje en Rzeszow, Polonia. Nos ponemos a charlar con Michal Hajduk de PPKS MAN, un concesionario autorizado de camiones MAN. Michal, de 34 años de edad, es Asesor Técnico con 8 años de experiencia en la industria, y en su tiempo libre le gusta de restaurar coches antiguos.

¿Por qué empezaste a restaurar vehículos antiguos?

Hay muchas razones, pero yo creo que los coches antiguos tienen alma. Cada uno de ellos tiene su propia historia, tanto con buenos como malos momentos en el pasado. La oportunidad de devolverlos a la vida es fascinante y gratificante. ¡Cuando el proyecto está terminado, y salgo a hacer la primera prueba de conducción, cualquier cosa puede ocurrir! Este es el reto de los coches antiguos, y lo encuentro muy emocionante.

michal-hajduk-close-up

Cuando restauras un coche, ¿supone para ti un descanso y una oportunidad de recargarte en tu ajetreada vida?

Yo creo que, para un trabajo así, debes tener la actitud y el estado de ánimo correctos. Durante gran parte del proyecto, estoy relajado y disfruto trabajando con vehículos reales, no como los coches de plástico de hoy en día. Sin embargo, en ocasiones se puede convertir en una verdadera pesadilla cuando tienes fallos una y otra vez. Normalmente me tomo un descanso del proyecto y lo retomo cuando la inspiración vuelve a mi. 

¿Planeas cambiar de carrera? ¿Y por qué?

Mi educación comenzó en el área del marketing, trabajando como asesor técnico de cara al cliente para MAN. En mi tiempo libre, soy mecánico y barnizador. En este momento, experimento un abanico de experiencias tan amplio todos los días que no veo la necesidad de cambiar, siempre estoy trabajando en algo nuevo.

¿Recuerdas qué fue lo primero que hizo que te interesaras en los coches?

Los coches me encantaron desde muy temprana edad. Cuando tenía 6 años caí enfermo con una enfermedad incurable llamada "Citroenfilia". La culpa la tuvo mi padre. Compró un coche “cósmico”, un Citroën BX con un salpicadero futurista y suspensión hidroneumática. Con los años, la enfermedad se agudizó cuando me enamoré más de la marca. Después del modelo BX apareció el modelo XM, que fue el primer coche con el que empecé a aprender mecánica.

¿Qué te motivó a hacerte asesor técnico de camiones y mecánico de antiguos coches de pasajeros?

Mi vida profesional y mi afición siempre han estado vinculadas con la industria de la automoción. Gracias a mi trabajo como asesor de cara al cliente para el servicio de MAN, tengo una vida profesional verdaderamente satisfactoria. Me gusta trabajar con personas, la multitud de asuntos y problemas que hay que resolver entre los mundos del taller y del usuario final.

¿Cuál es la lección más valiosa que has aprendido en tu carrera hasta la fecha?

Hay una nueva lección cada día, ya esté trabajando con clientes o trabajando con coches. La variedad de asuntos con los que me encuentro cada día no deja de sorprenderme. La sorpresa nos enseña que nunca deberíamos olvidar la humildad.

¿Hay algún consejo que podrías dar a otros profesionales o entusiastas de los coches?

Nunca hagáis nada sin corazón y ni fortaleza.

under-the-hood-michal


¿Cuáles son las tareas técnicamente más dificultosas que te encuentras habitualmente en el taller?

Para mí, la tarea más exigente cuando reconstruyo coches es mantener la originalidad y conseguir las piezas necesarias, que a menudo son, teóricamente, imposibles de obtener.

¿Cuál es tu enfoque cuando te enfrentas con estas tareas o problemas difíciles?

¡Soy un hombre para el que nada es imposible! Para mí, lo más importante es conservar la calma y el autocontrol. Si puedes hacer esto, entonces el problema se resolverá solo.

¿Cuáles ves como los desafíos técnicos con los que te encontrarás en los próximos 10 años?

¿Mis desafíos más grandes en los próximos 10 años? ¡Acabar todos los proyectos que he empezado!

¿En qué medida es importante la formación técnica para la próxima generación de técnicos y para los jóvenes en general?

La formación de la futura generación de mecánicos es crucial. Las habilidades que se requieren de los mecánicos de automoción están cambiando con gran rapidez a medida que cambia el sector. En mi opinión, el ritmo del cambio se está acelerando, lo que significa que los mecánicos bien formados y que estén al día serán incluso más importantes.

¿Cuál es tu recuerdo más memorable en el garaje, y por qué?

El momento más memorable para mí está relacionado con la restauración de un coche bastante joven pero muy especial. Era un Citroën Xantia V6, la versión ACTIVA. Desde 1999 y hasta hoy, es el coche más rápido de la historia en la prueba del alce. Después de completar el proyecto, y un día antes de ser vendido al cliente, perdí el control del coche y lo estrellé. Di tres vueltas de campana y solo me rompí dos uñas. Esta fue una gran lección de humildad, y sin duda inolvidable... Ahora soy más cuidadoso.

Para terminar, ¿cuál es el coche de tus sueños, y por qué?

¿El coche de mis sueños? ¡Cada día es uno diferente! Me gustan tanto y me fascinan de tal manera que todos los días descubro algo interesante sobre otro coche. Si pudiera, los tendría todos, al menos durante algún tiempo.

Compartir